Cronología

A√ĪoCronolog√≠a
1854Nace en Dubl√≠n el 16 de octubre. Su padre, William Wilde, de origen holand√©s, fue un notable doctor, especialista en ojos y o√≠dos. Su madre, lady Wilde (Jane Francesca Elgee, de nacimiento), irlandesa y luchadora nacionalista, colabor√≥ bajo el seud√≥nimo de Esperanza en el peri√≥dico The Nation. Fue una connotada poetisa de su tiempo.
1865Ingresa al Portora Royal School, en Enniskillen.
1871Comienza sus estudios en el Trinity College de Dubl√≠n.
1874Es premiado con una beca para realizar sus estudios universitarios.
1875Abandona la Universidad de Dubl√≠n para ingresar en el Magdalen College, en la Universidad de Oxford.‚Äč
1876Obtiene el primer lugar en Literatura cl√°sica.
1877Viaja a Italia y Grecia durante las vacaciones.
1878Primer premio en literatura griega y latina. Gana el Newdigate Prize con su poema ¬ęRavenna¬Ľ.‚Äč
1879Marcha a Londres, y establece allí su residencia.
1880Escribe su primer drama, Vera o los nihilistas.‚Äč
1881Aparece la primera edici√≥n de su obra po√©tica, Poems, publicada por David Bogue.‚Äč
1882Viaja a los Estados Unidos de Norteamérica, como conferencista.
1883Regresa a Londres y va en seguida a Par√≠s, donde se instala unos meses. Escribe all√≠ La Duquesa de Padua. Al final de a√Īo viaja a Nueva York al estreno de Vera o los nihilistas, que fracasa.‚Äč
1884Contrae matrimonio con Constance Lloyd, hija de un rico abogado de Dubl√≠n, y desde entonces vive en su famosa casa de Tite Street, en el elegante barrio de Chelsea.
1885Nace Cyril, su primer hijo.
1886Nace Vyvyan, su segundo hijo. Conoce a Robert Ross.
1887Dirige una revista femenina, The Woman‚Äôs World. Publica en revistas sus primeros cuentos.‚Äč
1888En este a√Īo comienza un per√≠odo de actividad literaria ascendente, que dura hasta el momento de la gran crisis en la vida de Wilde. En este a√Īo de 1888 aparece The Happy Prince and Other Tales.
1889Se publican sus primeros ensayos, y su c√©lebre Retrato del Sr. W.H.. Tambi√©n abandona la direcci√≥n de The Woman‚Äôs World.60‚Äč
1890Se publica ¬ęEl retrato de Dorian Gray¬Ľ por primera vez en el Lippincott‚Äôs Magazine.
1891Sale de las prensas Intentions, libro de ensayos que incluye La decadencia de la mentira y El cr√≠tico como artista.
Y se publican los libros de relatos y cuentos: El crimen de Lord Arthur Savile y otros cuentos y Una casa de granadas.60‚Äč
1892Estreno de Lady Windermere‚Äôs Fan en el St. James‚Äôs Theatre.
Se comienza a ensayar Salom√©, escrita en franc√©s, en junio de este mismo a√Īo, por Sarah Bernhaerdt para ser estrenada en el Palace Theatre, de Londres.
Y es entonces cuando el Lord Chamberlain niega la licencia para su representación, por figurar personajes bíblicos en la obra.
1893Estreno de Una mujer sin importancia.60‚Äč
1894Aparici√≥n de su poema La esfinge. Se publican sus Frases y Filosof√≠as para el uso de la Juventud, en la revista Chamaleon, que fueron motivo de cargo, m√°s tarde, durante su proceso.
Tambi√©n ese mismo a√Īo sale la primera edici√≥n de Salom√©, traducida el ingl√©s por lord Alfred Douglas, e ilustrada por Aubrey Beardseley.
1895El 3 de enero, en el Theatre Royal del Haymarket, se estrena An Ideal Husband; y en febrero del mismo a√Īo, en el St. James‚Äôs Theatre, La importancia de llamarse Ernesto. En marzo de este a√Īo, Wilde promueve un juicio contra el Marqu√©s de Queensberry por difamaci√≥n; el abogado Edward Carson somete a un riguroso interrogatorio al demandante, lo que trae por consecuencia la detenci√≥n de Oscar Wilde, quien fue procesado en la corte del Old Bailey y sentenciado a dos a√Īos de trabajos forzados el 27 de mayo.
1896Muere su madre, de la cual escribe en su famoso De Profundis dirigido a lord Alfred Douglas: ¬ęte he hablado de tu madre con cierta amargura, y te pido encarecidamente que le dejes leer esta carta, m√°s que nada por tu bien.
Si para ella ser√° doloroso leer tal acusaci√≥n contra uno de sus hijos, hazle recordar que mi madre, que actualmente est√° a la altura intelectual de Elizabeth Barrett Browling, e hist√≥ricamente a la de Madame Roland, muri√≥, herida en lo m√°s hondo de su coraz√≥n, porque el hijo, de cuyo genio y arte se hab√≠a enorgullecido tanto, y al cual consider√≥ siempre como un digno sucesor de un nombre distinguido, fue condenado a trabajos forzados por dos a√Īos.¬Ľ Ese mismo a√Īo se estrena Salom√© en el Theatre de L‚ÄôOeuvre en Par√≠s, el 11 de febrero, por Sarah Bernhardt.60‚Äč
1897Sale libre de la c√°rcel de Reading el 19 de mayo. Marcha a vivir en Bernaval, Francia. Dirige su primera carta al Daily Chronicle, publicada el 28 de mayo.60‚Äč
1898Muere su esposa. Abandona Berneval y marcha a Par√≠s, donde vive bajo el nombre de Sebasti√°n Melmoth.62‚Äč Se publica por primera vez La balada de la c√°rcel de Reading,63‚Äč que escribi√≥ durante su estancia en Berneval. Env√≠a su segunda carta al Daily Chronicle, publicada de 24 de marzo.
1900Visita Sicilia y Roma en la primavera. En octubre es operado de una otitis aguda; el 30 de noviembre de ese mismo a√Īo, muere en Par√≠s, en el H√ītel d‚ÄôAlsace, n√ļm. 13, de la Rue des Beaux Arts, a consecuencia de un ataque de meningitis.60‚Äč Antes de morir, y en pleno uso de sus facultades mentales, se convierte a la fe cat√≥lica, recibiendo las aguas bautismales.
1905Aparece por primera vez De Profundis, incompleto.
1908Primera edici√≥n completa de las obras de Oscar Wilde (Methuen, Londres).60‚Äč
1909Se publica la parte de De Profundis que hab√≠a permanecido in√©dita, por el hijo de Oscar Wilde, Vyvyan Holland. Se trasladan sus restos al cementerio de P√©re Lachaise.
Cuando se fue a vivir con Bosie Douglas, Oscar se despojó de la actitud cristiana, volvió a adoptar la actitud pagana; en apariencia, y por el momento, volvió a ser el Oscar de antes, profesando el amor de los griegos por la belleza, el odio a la enfermedad, a las deformidades, a la fealdad; cada vez que encontraba un espíritu similar gozaba lanzando brillantes paradojas y alegres relámpagos de humorismo.
Pero permanecía en guerra contra sí mismo, como el Satán de Milton, sin cesar consciente de su caída, echando de menos siempre el rango y la fortuna perdida y, a causa misma de este conflicto, incapaz de escribir.
Y tal vez fue por esto por lo que se entregó más de lleno que nunca a la conversación.
Sin comparaci√≥n, era Oscar el compa√Īero m√°s interesante que he conocido nunca, y desde luego el m√°s deslumbrante conversador que ha existido.
Nadie seguramente se entregó nunca más enteramente que él al arte de la palabra.
Con frecuencia, él mismo declaró que no había puesto más que su talento en sus libros y obras de teatro dilapidando su genio en su vida.
Si hubiese dicho que en su conversación, la verdad habría sido más exacta.
Las opiniones concernientes a su estado físico y mental a su salida de la prisión difieren grandemente.
Todos aquellos que lo conocieron íntimamente, Ross, Turner, More Adey, Lord Alfred Douglas y yo mismo, estamos de acuerdo en que, a pesar de una ligera sordera, jamás se halló en mejor estado de salud.
Pero algunos de sus amigos franceses estaban resueltos a presentarlo como un m√°rtir.
En el cuadro que traza de los √ļltimos a√Īos de Wilde nos dice Gide:¬ęWilde hab√≠a sufrido mucho desde hac√≠a dos a√Īos, y de una manera demasiado pasiva.
Su voluntad había quedado rota…
En su vida hecha a√Īicos, tan solo quedaba una vaga semejanza, penosa de contemplar, de lo que hab√≠a sido antes.
A veces, parec√≠a deseoso de demostrar que todav√≠a pensaba; pero su humorismo, a√ļn en pie, era ya rebuscado, forzado, demasiado aparente.¬Ľ
Estos detalles son, sin duda, necesarios para completar el retrato francés del proscrito.
Pero, aplicados a Oscar Wilde, son inexactos y hasta contrarios a la verdad; pues jam√°s fue Wilde mejor conversador, ni m√°s delicioso compa√Īero que en los √ļltimos a√Īos de su vida.n. 21‚Äč64‚Äč‚ÄĒOpini√≥n de Frank Harris sobre Wilde en sus √ļltimos a√Īos